fbpx
Inicio » África a dos ruedas

África a dos ruedas

Día 1 de la ruta
El equipo preparado
A quien buen árbol se arrima…

Shiro Helmets estuvo presente en esta espectacular ruta por África.

8 amigos y sus 8 KTM 450 EXC preparadas con GPS, luces, pegatinas y  más de 2300 kms por delante ¿Dónde se puede ir tan equipado y con tanta energía? Hablamos con Sergio Valero, uno de los integrantes de esta expedición y nos responde a esta pregunta: ¡A recorrer el continente más mágico del mundo, África, por supuesto! Nairobi, Kilimanjaro, Ngorongoro, Mombasa.  Un reto único, un cambio de paisaje radical y una gran valentía por parte de los pilotos, aunque en este caso dejamos de lado el nombre de piloto para atribuirle el apelativo de aventurero o explorador.  

¡Una tribu pilotando!

Tras los MX-917 Thunder III sus ojos han visto auténticas maravillas. Este grupo ha tenido la suerte y pericia de montar por esos parajes. Pocos podemos saber que se siente al estar a 10 metros de la imponente presencia de un elefante o conducir a través del cráter de Ngorongoro. Puedes cruzarte en cualquier momento con uno de los cinco grandes.  

un entorno único

Más allá del motor y la increíble sensación de atravesar la cuna de la vida, un mundo aparte como el africano puede regalar sensaciones únicas que nunca podrán ser experimentadas fuera de sus fronteras como visitar la tribu Hadza, en el Serengueti, una de las últimas tribus de cazadores recolectores que quedan. Colaborar con una asociación que cuenta con  varios proyectos como la educación para los niños y las mujeres en situación de presión, es otra de las oportunidades que tuvo este grupo de amigos que llevaron material educativo desde España para que estos niños pudieran beneficiarse de ellos. 

La grandeza del mundo animal

Y tras pasar por rutas tan diversas y bellas como las cascadas de Engaresero  (y tener una ducha natural)  o vislumbrar el Parque Nacional Tsavo desde las montañas Pare, hasta tomar un trago a los pies del Kilimanjaro, el final les condujo hacia la playa de Diani (Kenia) y pudieron nadar con delfines salvajes en el parque marino Kisite Mpunguti. 

un sendero original

El mundo es la mayor caja de sorpresas que existe y el mayor privilegio que podemos tener en vida es explorarlo y conocer sus rincones, secretos y culturas, viajar no es otra cosa que la mejor manera de recoger conocimiento y obtener sabiduría.  Y estos 8 amigos tuvieron la suerte de conocer y conocerse y a los lomos de sus motos observar la tierra de la que todo viene. Como se dice en Swajili : ¡Ninapenda pikipiki!

Pikipiki
Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>